Los signos de la madurez emocional son los siguientes:

 

 

- Tener la habilidad de vérselas con la realidad en forma constructiva.

- Poseer la capacidad de adaptarse a cualquier cambio.

- Estar relativamente libre de los síntomas producidos por las tensiones y ansiedades.

- Ser capaz de hallar mayor satisfacción en dar que en recibir.

- Tener la aptitud para adaptase a otras personas en forma consistente, con satisfacción y ayuda mutuas.

- Tener la capacidad de sublimar nuestra energía hostil instintiva y encauzarla hacia fines creadores y constructivos.

- Ser capaz de amar.

 

Volver